Alepo es la ciudad más bella y elegante de Siria. Así era esta ciudad antes de su destrucción. Un minarete del siglo XI, una ciudadela imponente, un mercado medieval, un centro comercial del siglo XXI… eran algunas de sus joyas.

La ciudad antigua de Alepo fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986 y por sus callejuelas han pasado todo tipo de culturas desde el periodo Helenístico hasta el Imperio Otomano y hasta hace unos pocos años era uno de los enclaves comerciales más importantes de Asia Occidental.

Una de las grandes pérdidas culturales, sin lugar a dudas, ha sido la de la gran Mezquita Omeya, cuyo minarete data del siglo XI, pero también lo han sido la destrucción de la ciudadela y del zoco, donde la hospitalidad siria se hacía palpable y donde era una delicia conversar con sus gentes y probar los dulces antes de comprarlos.

Mi pueblo en la oscuridad del mar

dibujado por el tiempo de la costa

habrán pasado al otro lado

si son más fuertes que el océano.

(….)

La muerte no duele a los muertos

sino que daña a sus parentescos.

La muerte no daña a sus sujetos

sino a los que le rodean.

Oh! Mar traidora,

tomamos el último aliento antes de la ola.

Oh! Mar, que robas las flores

escupiéndolas después en las costas.

Oh! Mar por este viaje.

Gracias por el océano delirante.

Muhanad. Poesía de un refugiado de Alepo