Krak de los Caballeros

Uno de los vestigios más importantes de la época de las cruzadas construido en un enclave de la ruta entre Homs y Trípoli que sirvió de base para los caballeros Hospitalarios. Este castillo es especial, ya que, además de su fama de inexpugnable, es uno de los mejores ejemplos de construcciones militares medievales que se conservan en la actualidad… y un auténtico símbolo de la convulsa época de las Cruzadas.

 Castillo de Saladino

Otra gran obra de los cruzados en el S. XII. Construido en un terreno de alta montaña sobre una colina entre dos profundos barrancos y rodeada de bosque, está protegido, no solo por elevadas murallas sino por la propia naturaleza del lugar de escarpadas montañas.

Lo que le diferencia de otros conjuntos fortificados es el mecanismo de defensa que utilizaron. No era un foso lleno de agua como los que usan otros castillos si no que se hace mediante una excavación de la montaña sobre la que se alza la estructura por lo cual solo se puede acceder a él mediante un paso levadizo.

Norias de Hama

Las norias son una obra de ingeniería hidráulica construida para aprovechar mejor el caudal del río Orontes, lo consiguieron trasladando parte de sus aguas a distintos canales para regar todas las tierras. Esas norias fueron construidas con enormes cajetines para poder depositar una cantidad mayor de agua en una serie de canales artificiales y pequeños acueductos.

Estas norias trajeron prosperidad a la zona ya que toda la gente de la región vivía de lo que cultivaban en las tierras de alrededor. El ruido que hacen al girar cuando friccionan las maderas era estremecedor y observarlas te podía llegar a hechizar.

Probablemente de los últimos viajes que

se pudieron hacer a Siria hasta que empezó esta cruel

y larga  guerra. Un país con sus gentes amables,

acogedoras y hospitalarias con los turistas,

nada hacía pensar en lo que iba  a pasar.

Carolina  Vilches