En Marib, lugar de origen de la legendaria Reina de Saba, se inicia la travesía del Ramlat  Al Sabatain, el gran desierto de arena, que esconde los restos de ciudades milenarias.

350 Km separan el Marib del Wadi Hadramout. Las tribus locales nos tienen que acompañar durante todo el trayecto. Es la manera habitual de cobrar el antiguo Peaje.